Afilador


dsc03679El afilador de cuchillos y tijeras caseras es un oficio en extinción. Antes era común verlos por las calles tocando una flauta parecida a una zampoña pero de “bakelita” (o sea de plástico). Este sonido indicaba a las dueñas de casa y domésticas que venía el afilador y podían afilar… sus utensilios de cocina.

Pero la modernidad y sospecho que la picardía chilena se conjugaron en contra de los afiladores. Cuchillos desechables, tijeras idem, cortadores con filo de sierra e incluso electricos, junto con utensilios caseros para afilar hicieron innecesario recurrir a estos maestros.

Además y para rematarla, en algún momento que la historiografía determinará (ja ja ja ) alguien comenzó a utilizar la palabra “afilar” para referirse al acto sexual y tal significado se popularizó confiriéndole al oficio una connotación obscena que no tenía.

A pesar de lo anterior todavía sobreviven algunos como el de la foto.

dsc03679

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s